La timidez, ese estado que afecta tus relaciones personales y limita tu desarrollo social, es un problema que padecen muchas mujeres y puede llegar a convertirse en una característica de la personalidad, si no es tratada adecuadamente. Por fortuna, existen hábitos y claves que, puestos en práctica, te ayudarán a superar la timidez, recuperar la confianza en ti misma y a relacionarte, sin problema, con tu entorno.

No permitas que la timidez condicione tu vida, sigue los siguientes consejos, supérala y ¡ocúpate de ser feliz!

Recupera poco a poco tus habilidades sociales

Practica conductas sociales básicas con tus amigos más cercanos, trata de mirarlos a los ojos cuando sostengan una conversación y no olvides que el lenguaje corporal habla por sí solo. Cuando te sientas segura y preparada, intenta hacer lo mismo con personas menos allegadas. ¡Desarrolla esta habilidad, sin presiones, e irás dejando de lado la ansiedad social y superar la timidez!

Saca ventaja de tus puntos fuertes

Inclínate por los espacios o actividades donde puedas relacionarte con personas que comparten tus mismos gustos e intereses. ¡Seguro se te presentará una oportunidad para tener una buena conversación! No la deseches, recuerda que estás en tu zona de confort y puedes sacar ventaja de ello; date la oportunidad de hablar de aquello que conoces y te apasiona. Así perderás, con el tiempo, el miedo a las críticas y al rechazo. ¡Dile adiós a la timidez!

Olvida el qué dirán
Como superar la timidez en 3 simples pasos.
La timidez acentúa tu baja autoestima, lo cual se convierte en un martirio, causa mucha inseguridad y lo peor: ¡piensas, constantemente, en el qué dirán! Enfócate en ti, trata de hacer las cosas de la mejor manera, mantén tu mente ocupada y no gastes energía, innecesaria, en lo que piensen los otros. ¡Autoconócete y asegúrate de no perder nunca tu esencia!

 

Recuerda que superar la timidez requiere tiempo y esfuerzo pero ¡cada día es una nueva oportunidad parar intentarlo! ¡Suerte en este camino!